Menorca, cosas que hacer y ver en esta isla balear

 

Solitarias playas ajenas a miradas curiosas, calas con aguas color turquesa, paseos al borde del mar sobre unas típicas abarcas, monumentos que te harán sentir que has retrocedido varios siglos en el tiempo o calderetas de langosta para reponer fuerzas: son muchos los atractivos que ofrece la isla balear. En el artículo de hoy te enseñamos las 10 mejores cosas que ver y hacer en Menorca. Tú, por lo pronto, sólo encárgate de comprar el billete de avión. Ociohoteles te ofrecer la mejor opción para reservar hotel y vuelo más hotel para este viaje.

 

Esta isla balear es un paraíso por muchos motivos, y un destino de vacaciones ideal por muchos más. ¡Descubre todas las cosas que hacer en Menorca!

 

1. Visitar Ciudadela

 

Desde su imponente catedral, de estilo gótico y construida entre los siglos XIII y XIV sobre una antigua mezquita, hasta el Castillo de San Nicolás, erigido en el XVIII para defender el puerto de la ciudad, pasando por la Plaza del Borne, cuyo obelisco conmemora la defensa de la Ciudadela ante el ataque de los turcos en 1558, un paseo por las calles menorquinas es lo más recomendable para empaparse de su rica historia. Para terminar, nada mejor que refrescarse con una cerveza en el puerto mientras se contempla la bellísima puesta de sol, una de las mejores cosas que ver en Menorca.

 

Menorca, Catedral de Santa Maria, Ciutadella
Menorca, Catedral de Santa Maria, Ciutadella

2. Retroceder en el tiempo con la Menorca Megalítica

 

Con más de 1.600 monumentos, la isla balear posee la concentración más alta de éstos de todo el Mediterráneo. Cuevas funerarias escaladas en la roca, taulas o navetas han sobrevivido al paso del tiempo y juntos forman un tour que es casi imposible de completar en una sola visita. La ‘mesa’ de Torretrencada, que figura entre las seis mejor conservadas; la Naveta des Tudons, el monumento antiguo en mejor estado del Mediterráneo Occidental, o las taulas de Trepucó y Torralba, entre Alaior y Mahón, son sólo un ejemplo de la inmensidad megalítica de Menorca y uno de los más interesantes lugares que visitar.

 

Naveta des Tudons, Menorca
Naveta des Tudons, Menorca

3. Refrescarse con una pomada

 

Se obtiene mezclando una parte de Gin Xoriguer, ginebra producida en Mahón, con dos de limonada. Aunque se consume principalmente en verano, cualquier época del año es buena para disfrutar esta bebida que fue inventada en 1967 por el mahonés Magí Camps, y cuyo nombre es debido a la apariencia espumosa y blanquecina de la misma, similar al ungüento medicinal. La receta puede variar en función del gusto, con zumo recién exprimido o refresco de limón y, aunque está ligada a las fiestas patronales de la ciudad, desde hace tiempo ya es posible adquirirla embotellada.

 

 Gin Xoriguer, ginebra producida en Mahón. Menorca
Gin Xoriguer, ginebra producida en Mahón. Menorca

4. Practicar deporte al aire libre

 

¿Qué hacer en Menorca si eres un amante de la naturaleza? La cristalinidad de sus aguas y un fondo casi virgen debido a que la pesca está prohibida o altamente controlada, hacen de la Reserva Marina un destino ideal para los aficionados al buceo. Los más atrevidos pueden divertirse de lo lindo practicando snorkel, el recién llegado flyboard o subidos a una moto de agua. Por su parte, una salida en kayak ofrece la posibilidad de llegar a cuevas, lugares escondidos y playas vírgenes sólo accesibles por mar. Los más clásicos siempre pueden alquilar una bicicleta y recorrer la costa sobre dos ruedas.

 

Excursión kayak con snorkel en Menorca
Excursión kayak con snorkel en Menorca

5. Enamorarse de Mahón

 

Con cerca de 30.000 habitantes, Mahón es la capital de Menorca y su ciudad más importante. Su puerto, uno de los mayores muelles naturales del mundo tras Pearl Harbour o Nueva York, es parada de un gran número de cruceros y uno de los más bellos lugares para visitar. Rodeado de terrazas y restaurantes, los aficionados a la fiesta disfrutarán al caer la noche, ya que aquí se concentra la mayor parte de la movida local. El casco antiguo de la ciudad ofrece un paseo cultural de lo más interesante para descubrir la historia de la misma a través de sus edificios más emblemáticos, como el Ayuntamiento.

 

Mahón, puerto
Mahón, puerto

6. Deleitarse con su gastronomía típica

 

Comer una caldereta de langosta es una de las cosas que hacer en la isla. La preparan en muchos establecimientos y, aunque hace años era considerado un plato pobre de pescadores, hoy en día es más que cotizada. Si buscas un marco idílico, reserva mesa en un restaurante con vistas al mar y acompáñala de un blanco o tinto de la desconocida I.G.P. Isla de Menorca. Para llenar la despensa: sobrasada, menos picante y más fina que la de Mallorca, o Queso de Mahón, con D.O.P., y elaborado y madurado exclusivamente en la tierra menorquina.

 

 Queso de Mahón, Menorca
Queso de Mahón, Menorca

7. Comprar unas típicas abarcas

 

La pedregosidad del terreno menorquín obligaba a los trabajadores del campo a utilizar un calzado que fuera tan resistente como flexible. Lo que en un principio comenzó siendo una sandalia de suela de caucho inservible de automóvil ha evolucionado hasta la actualidad en un tipo de ‘zapato’ muy preciado, con diseños modernos y que en algunos casos, dependiendo del material con que estén elaboradas, puede rondar los 50 euros de precio. La firma ‘Abarca de Menorca’ asegura que ésta se haya fabricado en la isla y que la suela sea de neumático reciclado, ideal para navegar o ir de excursión a alguno de los lugares que visitar.

 

Abarca de Menorca
Abarca de Menorca

8. Calzarse las botas de montaña e irse de trekking

 

Hace unos meses los usuarios de Ociohoteles eligieron la del Camí de Cavalls (Camino de Caballos) como una de las mejores 27 rutas senderistas de España. Con 185 kilómetros, bordea la costa recorriendo por completo la isla para descubrirnos algunos de los mejores lugares que visitar. Sus orígenes se remontan a finales del siglo XIV, cuando su función era proteger la costa y comunicar las torres de defensa. Si no te atreves a completarla, elige un tramo y descubre la riqueza geológica y paisajística de Menorca, en un itinerario que conecta entre sí la mayor parte de sus playas.

 

Camí de Cavalls. Menorca
Camí de Cavalls. Menorca

9. Callejear por los pueblos

 

¿Qué ver en Menorca? Fornells, Ferreries, Alaior, Binibeca… Nada mejor para empaparse de la esencia de un lugar que recorrer las calles y plazas de sus pueblos. Mezclarse y hablar con los lugareños cerveza en mano, visitar los mercados en pleno apogeo matutino, hacer la compra en las tiendas de toda la vida… Cada villa menorquina tiene una historia que la hace distinta de las demás. No te dé miedo y descubre por ti mismo todo aquello que no te contamos nosotros ni las guías turísticas.

 

Calle de Binibeca, Menorca
Calle de Binibeca, Menorca

10. Bañarse en una playa o cala casi virgen

 

Poco hay que contar sobre las playas menorquinas que no se haya dicho ya. Algunas, como la de Pregonda, fue portada de dos discos de Mike Oldfield. Cala Turqueta hace honor con su nombre al color de sus aguas y su localización, resguardada entre pinos, le da un toque de privacidad ideal para tímidos. Una foto imprescindible es la que se obtiene desde Cala Macarella y Cala Macarelleta, esta última muy popular entre los nudistas, y dos de los lugares que visitar. Por su parte, Cala Tortuga, a la que se accede tras un paseo de 45 minutos, forma parte del Área Natural de la Albufera des Grau, Reserva de la Biosfera de la UNESCO.

 

Cala Macarella, Menorca
Cala Macarella, Menorca

¿Conoces Menorca? ¿Hay alguna recomendación que quieras hacer a nuestros? ¡Cuéntanosla!

 

Si te gusta Menorca, estos artículos pueden interesarte:

Playas

Pensando en una escapada por alguna costa de nuestro país, ¿quién a esta alturas no ha echado un vistazo a algún destino o se ha imaginado en alguna playa tumbado y desconectando de la rutina? 

Lugares

Cascadas de ensueño, bosques que parecen salidos de un cuento de hadas, formaciones rocosas con las formas más curiosas que puedas imaginar, cuevas en las que podría dormitar cualquier dragón, aguas de color turquesa, tierras rojas…

Islas

Lanzarote es uno de esos lugares que no dejan indiferente a nadie. Su asombrosa naturaleza, sus increíbles paisajes, sus espectaculares playas, sus arraigadas costumbres, su cocina y sobre todo el respeto por el entorno... 


Ociohoteles es el buscador global para tus viajes que te ayuda a ahorrar en vuelos y hoteles

 

¿Te ha gustado el artículo?

Compártelo

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    enzo (miércoles, 15 febrero 2017 03:45)

    enzo